martes, enero 02, 2007

Salto, inspiro, conduzco un taxi y volteo hacia el vidrio ¿cuántas veces te ha inspirado un cielo?
esas voces son de radio, perplejas, amantes, sonoras.

Tu sexo erecto con el tacto de una mirada
mis manos ya no deben hacer el trabajo.
muerdo tu hombro, chupo tu cuello... sé a que sabe un cuello salado.

Inmóvil, apagada, conduzco mi mirada y observo hacia la calle ¿cuántas veces te ha impresionado el suelo?
esos ruidos son el crujir de la madera, antiquisimas, apolilladas, sonoras.

Mi sexo alborotado llego a sentirlo punzar
ya no necesitas decirme cosas hermosas
queriendo palpar mis piernas
te das cuenta que la humedad te aprisiona.
¿Quién dijo que los tenedores no volaban?

1 Comentarios:

Blogger - ya no estoy aqui*- dijo...

que lindo escribes...
es sensual...

que chilo :)

feliz año Atsumi... gracias otra vez por pasar tu blog!!

jueves, enero 04, 2007 3:04:00 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

< !-- End #content -->